Tribunales Híbridos, una receta salomónica contra la impunidad

Los Tribunales Híbridos o Mixtos se crearon para suplir algunos problemas que se presentaron con los Tribunales Ad Hoc, el de la ex Yugoslavia y el de Ruanda. Estos últimos, por funcionar en países distintos a donde se cometieron los crímenes, se percibían como lejanos por parte de las poblaciones víctimas y, por otra parte, por contar sólo con jueces internacionales, se les criticaba que no conocían la idiosincracia de los países cuya justicia tenían a su cargo. Las Cortes Híbridas, por el contrario, funcionan en los respectivos países y cuentan tanto con jueces nacionales, que conocen las realidades locales, como con internacionales, que garantizan los estándares universales de justicia.

Haz click en el enlace para ver un artículo relacionado:

Tribunales Híbridos