Contra la pared

Alrededor del tema de la migración se han oído distintos argumentos. Que sin el trabajo de los inmigrantes los países del Primer Mundo no habrían podido desarrollarse como lo han hecho, porque ellos constituyen una mano de obra invaluable. Y que los habitantes de las naciones desarrolladas han obtenido sus beneficios sociales a costa de grandes luchas y por lo tanto es justo que se favorezcan de éstos los que tienen la ciudadanía y no todo el que vaya llegando. Ambos pueden ser ciertos.

Haz click en el siguiente enlace para leer más al respecto:

http://www.semana.com/opinion/articulo/contra-pared/118420-3

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *